¿Cómo invertir en derivados financieros?

Los derivados financieros son unas de las diferentes opciones de inversión. Se pueden adquirir en la bolsa o fuera de ella, proceso al que se le denomina OTC (Over The Counter). Por ello, muchos inversionistas se preguntan “¿cómo invertir en derivados financieros?

¿Qué es un derivado financiero?

Los derivados son instrumentos financieros que se caracterizan por derivarse de otros activos como acciones, bonos de deuda, índices bursátiles, divisas, entre otros. El valor de los derivados estará sujeto al activo del cual se deriven. A este activo se le denomina “activo subyacente” y su comportamiento en el mercado determinará el valor del derivado financiero.

Los derivados financieros se negocian a futuro. En este sentido, se establece un contrato donde el comprador y vendedor acuerdan un precio para el intercambio de un activo. La fecha del intercambio se fija en el futuro, momento en el cual se consuma el acuerdo. Al llegar la fecha pautada se consuma el contrato.

¿Cuáles son los beneficios de adquirir un derivado financiero?

El beneficio de adquirir un derivado financiero radica en que se fijará un precio que no cambiará con las fluctuaciones del mercado. Eso quiere decir que si un comprador de una acción proyectó su adquisición en un valor determinado, él seguirá cancelando ese monto al momento del fin del contrato, independientemente de que la acción suba su precio.

En ese caso estaría beneficiado con el contrato del derivado financiero porque cuando reciba la acción, esta valdrá más que el precio que pagó por ella.

7

¿Cuáles son los tipos de derivados financieros?

Existen varios tipos de derivados financieros, que implican un mayor o menor riesgo. Entre ellos se destacan:

  • Forwards: Se establece el intercambio en una fecha en el futuro a un precio acordado previamente.
  • Futuros: Es un intercambio que se acuerda con un precio estipulado anteriormente para un intercambio futuro. Generalmente se realiza ante empresas que gestionan el acuerdo.
  • Opciones: Como su nombre lo indica, estipulan el derecho del comprador a adquirir el activo determinado, más no tiene la obligación de realizar la compra llegado el momento.

Como se puedo observar, los derivados son instrumentos financieros que protegen una inversión de los aumentos o descensos en los precios del mercado. Por esta razón se dice que los derivados financieros permiten gestionar el riesgo. Con esta información básica sobre cómo invertir en derivados financieros, podrás sumar este tipo de inversión a tu plan financiero.